miércoles, 5 de diciembre de 2012

ESCUELA DE AEROMODELISMO

Como muchos de vosotros sabéis, desde hace tres años tengo el honor de poder estar al frente de una Escuela de Aeromodelismo, que en la actualidad dispone ya de dos centros en donde se imparten clases de esta apasionante afición.
Durante estos tres años han pasado una treintena de alumnos, a los cuales quiero dedicar este artículo, ya que si bien ellos vienen a aprender, debo reconocer que en la mayoría de las veces el aprendizaje es mutuo.
En una escuela surgen infinidad de planes fruto de las ideas e ilusión de todos y cada uno de los asistentes, y en la nuestra no podían ser menos los planes, anécdotas, vivencias, además de lo puramente material como es el diseño, construcción y vuelo de los aeromodelos que en ella se realizan.
Aeromodelo emblemático de la escuela: La Pipeta.
En estos años el objetivo primordial ha sido el de dar a conocer al máximo posible en que consiste el AEROMODELISMO. Y lo hemos hecho intentando abarcar todas las etapas que se pueden dar para el mayor disfrute de esta afición-deporte.
Para ello fue diseñado un modelo de escuela asequible para cualquier interesado en el aeromodelismo, en la que tanto materiales como técnicas de diseño y construcción pudieran ser adquiridos por el mayor número posible de asistentes.
En la actualidad, cualquiera que desee iniciarse en este hobby puede hacerlo desde varios frentes. Como resulta obvio, el ir a una tienda donde puedan encontrar aviones para aprender a volar, no es dificil, máxime cuando en internet podemos encontrar lo que queramos desde el sofá de nuestra casa. Por otra parte, la existencia de clubes donde acudir para conocer y aproximarse a este mundo, también está al alcance de todo el mundo.
Ahora bien, el hecho de poder aprender a diseñar, construir y pilotar un aeromodelo propio, es sólo "bocado de unos pocos". Sea por una cuestión o por otra que no entraré en descubrir precisamente hoy, la verdad es que los proyectos que se ven en nuestros clubs son todos muy parecidos y sin querer desmeritar ninguno de ellos, mi único propósito es sacar a la luz "el resto de aeromodelismo".
Pero, centrándonos en la actividad de la Escuela, ¿en que consiste y que hacemos?.
Siendo fieles al objetivo de acercarnos al mayor número de personas se desarrolló, hace ya algo más de tres años, un proyecto de construir aeromodelos con materiales nuevos y a la vez que económicos para que de una forma sencilla y directa, el alumno pueda ver en poco tiempo cuales son sus logros, tanto en la construccion como en el manejo de su aeromodelo. Por ello, desde el primer día ya vemos cual va a ser la senda de planeo. Desde cualquier nivel y edad de los participantes, podemos construir aeromodelos que en el plazo de seis a diez sesiones ya van a podese volar, si hablamos de radio control. En otros casos de aeromodelos de vuelo libre o vuelo circular, el tiempo es menor, inclusive para lo niños ya desde el primer dia verán su avión.
Para que esto sea posible, los materiales utilizados son básicos: cola de contacto, cutter, cinta métrica, un bolígrafo y como material base polipropileno celular, popularmente conocido como coroplast o coroflute.
En cuanto al coroplast debemos resaltar que se trata de un material plástico de los producidos a base de reciclados y que se usa para rotulación y embalaje protector. Como material base de la escuela, nos encontramos con que nos permite evolucionar rápidamente en la construcción de aviones. A nivel práctico se trata de cortar, doblar y pegar a partir de las correspondientes plantillas y... tenemos el aeromodelo deseado. El coro dispone de unas celdillas que cortadas de la forma conveniente nos permite realizar la estructura del aeromodelo. Una vez terminado el avión, el acabado y decoración del mismo depende de la creatividad de cada uno, y sinceramente creo que la proyección de los alumnos en sus modelos es impresionante. Paralelamente a los días de taller tenemos clases prácticas de vuelo que van desde la evaluación previa al vuelo de los aeromodelos al aprendizaje de las destrezas necesarias para pilotarlo. Para ello la escuela dispone de emisora y demás dispositivos para que el alumno tenga la seguridad necesaria para conseguir el objetivo de volar con toda la autonomía requerida.
Cada año hemos podido contar con distintos colaboradores, como es el Ayuntamiento de Llucmajor, pero este año la inclusión de la Fundación Aeronáutica Mallorquina en este proyecto nos ha dado mayor entidad y presencia en todo Mallorca además de poder disfrutar de su instalaciones en Son Bonet. Por otra parte IHobbies aporta el instrumental necesario para las clases de vuelo, además de aportar el material necesario para la puesta a punto de los aeromodelos construidos en la escuela. No obstante y con el afán de poder llegar al máximo de aficionados estamos trabajando para conseguir más colaboradores, como ha sido hace pocos días el Ayuntamiento de Marratxí, o Pinmar, empresa suministradora de materiales varios para la escuela.
Feliz Navidad y mejores vuelos a todos... quien dijo miedo...habiendo coro, y ahora también escuela de aeromodelismo?
Jaume Rosselló. Instructor Escuela Aeromodelismo F.A.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario